La judicatura tucumana

El legislador Alberto Colombres Garmendia celebró que el aspirante a ocupar un cargo en la judicatura tucumana, Walter Ojeda Ávila haya desistido de su postulación luego de la polémica originada por las incongruencias detectadas en su currículum vitae, presentado ante la comisión de Peticiones y Acuerdos de la Legislatura.
“Celebro que esta persona haya demostrado un mínimo de dignidad para retirar su postulación, ya que el estado en el que se encontraba inmerso resultaba insostenible debido a las numerosas mentiras en las que incurrió al momento de resaltar sus logros académicos y profesionales. De haber sido nombrado para el cargo en cuestión, se habría producido una grave lesión al sistema de justicia de Tucumán, mancillando aún más nuestras instituciones”, sostuvo el parlamentario macrista.

Cargó contra el gobierno de Juan Manzur

Asimismo, cargó contra el gobierno de Juan Manzur al sostener que “resultaba inaudito que el propio gobernador no haya tomado el toro por las astas y retirado él mismo el pliego de Ojeda Ávila cuando pesaban tantos cuestionamientos en su postulación. Encapricharse de esta forma tozuda flaco favor le hace a la salud de los poderes del Estado, dando a entender que la justicia tucumana está digitada a gusto e interés del poder político de turno”, resaltó el referente del PRO en la Cámara.
“Personalmente, siento una gran satisfacción saber que, a pesar de ser una minoría en la Legislatura, aún podamos limitar los excesos de la prepotencia oficialista que intenta avanzar a como dé lugar con sus actitudes desafiantes y que lejos están de llevar transparencia a las instituciones de la provincia. Esta vez pude apreciar y alertar sobre las incongruencias en los antecedentes de esta persona, pero muchas son las veces que, ante la abrumadora mayoría con la que cuenta el PJ, se avanza y atenta contra el sistema republicano, sin que se logre frenar su embestida”, consideró Colombres Garmendia.

Deben impartir justicia en Tucumán

Finalmente, el parlamentario opositor advirtió que “se encienden luces de alarma en lo que refiere a los controles institucionales que deben sustentarse en los procesos de selección de jueces. Por un lado, es inaceptable que el Gobierno avance con la designación de este tipo de candidatos a jueces, sin haber advertido las falencias en su preparación profesional, falló todo el equipo de asesoría con el que debe contar el Poder Ejecutivo para estas instancias. Además, resulta inconcebible que este tipo de hechos sean pasados por alto por parte del Consejo Asesor de la Magistratura, que tiene como principal fin la elección de los jueces que deben impartir justicia en Tucumán. Después no es de sorprenderse que tengamos los índices de inseguridad alarmantes de la actualidad, ya que si jueces con un mediocre nivel académico son los que ocupan cargos en nuestra justicia, no extraña que liberen a delincuentes que nos quitan a diario la tranquilidad a los tucumanos”, culminó Colombres Garmendia.
Facebook
Twitter
Visit Us
YouTube
INSTAGRAM