Alberto Colombres Garmendia

El legislador criticó la decisión del Poder Ejecutivo tucumano para vender al Banco Macro el 10% de las acciones que posee en el Banco Tucumán (BT), el agente financiero de la Provincia, por un monto que supera los 450 millones de pesos.
“Evidentemente, todo el discurso del gobernador Manzur sobre la solidez de la economía provincial choca de frente con esta movida, porque tanto se jactó de no incurrir en el endeudamiento que ahora tiene que vender las joyas de la abuela para hacerse de fondos frescos, lo que demuestra la crítica situación por la que atreviesa Tucumán”, sostuvo el parlamentario macrista.
Tras aludir que esta operatoria es perjudicial para la Provincia, Colombres Garmendia justificó que resulta innecesaria la venta de las acciones puesto que “me conviene toda la vida tomar un crédito por 450 millones y pagarlo en 7 años con los propios dividendos que otorga el Banco, de esta manera, con el transcurso del tiempo, cancelo a costo cero y mantengo el paquete accionario que me genera ganancias por alrededor de 80 millones de pesos anuales. Se trata de un pésimo negocio que quiere concretar Manzur”, adujo el referente del PRO tucumano.

Activos a costo cero para el Banco Macro

Asímismo, el legislador opositor puso la lupa sobre la renegociación del contrato con el Banco Macro al remarcar que “no hay necesidad de renovar el contrato dos años antes, porque le estamos asegurando un negocio formidable para el banco ya que como agente financiero se asegura el manejo de 200 mil cuentas de empleados estatales.
Además, todo el negocio de los embargos judiciales es plata que el banco la presta, son activos a costo cero, que los canaliza en préstamos personales. También nos parece absurdo que se renueve el contrato ya que este gobierno no tiene por qué dejar cautivo a la próxima gestión.
Estamos hablando de vender el paquete accionario de una empresa que tiene el negocio y la ganancia asegurada sin ningún tipo de riesgo. No se explica lo que quiere hacer el Gobierno con esta jugada”, planteó.
“Lo que quiere el PE es seguir mintiéndole a la gente que esta gestión no necesita endeudarse porque esto es ficticio, tienen serios problemas económicos. Aunque lo más grave sería que el precio de 450 millones de la venta no sea tal, ya que resulta irrisorio y alguien se está llevando algún vuelto en toda esta opereta porque no se puede hacer un negocio tan malo para Tucumán”, finalizó Colombres Garmendia.
Facebook
Twitter
Visit Us
YouTube
INSTAGRAM